lunes, 25 de marzo de 2013

Anecdotas Pamplona (I)

En uno de mis frecuentes paseos por lo viejo de Iruña. Esta Mañana, algo hizo acercarme  en la Plaza del Castillo, a un grupo de ciclistas que estaban acompañados de un Policía Municipal y un trabajador de las grúas en uno de los aparcamientos habilitados para bicicletas.

Cuando veo que el gruista lleva una cizalla y una cadena en su mano, y ya pregunto que ha pasado.

Enseguida me cuentan que una de las componentes del grupo habia roto la llave dentro del candado.... menos mal que las grúas pamplonesas llevan cizalla.


Posteriormente el grupo de ciclistas irlandeses, pudieron proseguir su marcha hacia Santiago de Compostela , por la ruta Jacobea.....

No hay comentarios: